Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, string given in /homepages/20/d511769061/htdocs/WordPress/wp-content/plugins/wordpress-mobile-pack/frontend/sections/show-rel.php on line 37

Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz Sánchez, periodista

El Diablo en el Prado. Ficha de ‘Lucha de San Jorge y el Dragón’ de Rubens

| 0 Comentarios

Share Button

San Jorge y el Dragón. Peter Paul Rubens

Rubens, Peter Paul.

(Siegen 1577 – Amberes 1640)

Lucha de San Jorge y el dragón.

Fecha de la obra: h 1606.

Óleo sobre lienzo. 304 x 256 cm.

Museo del Prado.

Pintado en Italia -a donde se había trasladado para completar su formación artística- hacia el 1606, Lucha de San Jorge y el dragón tiene una factura lisa y esmaltada sobre las que se reparten algunas pinceladas cargadas de pasta, que hacen vibrar la superficie. El lienzo pertenece el período juvenil de Rubens.

La obra representa el famoso motivo medieval de la victoria de San Jorge sobre el dragón y la liberación de la princesa -que Rubens representa con un movimiento arrebatado-, es el episodio más conocido de su vida, el cual es recogido en la Leyenda Dorada de Jacopo della Vorágine. La composición sigue los viejos esquemas de la tradición medieval. En líneas generales, el genio de Amberes se remite a un fresco milanés de Bernardino Lanino del mismo tema y guarda ciertas deudas pictóricas con Leonardo da Vinci (Sancho, José Luis (2000): Guía del Museo del Prado, p.80).

La figura del santo montando un brioso caballo blanco está inspirada en Miguel Ángel a razón de su poderosa musculatura. Sus figuras muestran un gran dinamismo y violencia, a excepción de la princesa, identificada con la Iglesia, que se muestra serena sujetando un peque cordero. La figura más violenta es sin duda el Diablo en forma de dragón en escorzo (*) que se arranca la lanza de las fauces. El gesto de San Jorge -representando como mandan los canones, con espada, escudo y casco- a la hora de asestar el golpe de gracia a la bestia es un carto al movimiento, junto a las crines al viento del hermoso equino.

La belleza de la obra no se queda en el movimiento, sino también en su brillante colorido característico de la pintura flamenca, lo que hace aún más fácil la implicación del espactador en la escena, algo que consigue Rubens con total facilidad en casi toda su producción.

(*) Escorzo: Representación en profundidad respecto al plano vertical de la figura o el cuadro. La figura en escorzo (en este caso el Dragón) se sitúa de forma oblicua en perpendicular al lienzo sobre el que se pinta, cortando sus líneas de acuerdo a las reglas de la perspectiva.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016 Cristina Sanz

Artículos relacionados

CristinaSanz

Autor: CristinaSanz

Periodista de la Crónica Negra y el Social Media pasando por Radio Nacional de España. "Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco". Scaramouche, Rafael Sabatini.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinCheck Our Feed