Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, string given in /homepages/20/d511769061/htdocs/WordPress/wp-content/plugins/wordpress-mobile-pack/frontend/sections/show-rel.php on line 37

Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz Sánchez, periodista

Los buitres de la tragedia de Santiago

| 0 Comentarios

Share Button

Antes de comenzar con este “despiece” quiero que sepáis que mis pensamientos con las víctimas del accidente del tren de Santiago de Compostela que tanto puro dolor está causando y qué tan bien están usando (y utilizo el verbo “usar”) los medios de comunicación, especialmente las televisiones, para ganar audiencia y llenar minutos con el sufrimiento ajeno y al que muchos han faltado totalmente al respeto. Y lo peor, es que los que más han abusado de las personas que vivieron el peor día de sus vidas son los que han estado sentados en tertulias muy lejos de Galicia. Desde lejos es demasiado fácil hablar.

Notaréis, queridos lectores, que escribo a borbotones y eso que he querido esperar unos días para poder escribir con más frialdad, pero cada vez que recuerdo esos “especialistas” riéndose en las tertulias mientras detrás se emiten una y otra vez las imágenes de los muertos, la sangre y los gritos; cada vez que recuerdo esos periodistas avasallando a los familiares de las víctimas que han cometido la ingenuidad (en esos momentos en que el dolor te nubla la mente) de hablar de su dolor en una red social para conseguir un número de teléfono, sin ni siquiera ofrecer un pésame y con mensajes tan ofensivos como: “Hola, soy fulanito de tal del programa cual, me gustaría que me dieras un teléfono de contacto. Un saludo”. ¿Un saludo? Y tan ancho. Cada vez que recuerdo las presiones de los jefazos y editores a los reporteros que estaban allí, en esas malditas vías, para que capturasen más imágenes cruentas, más intimidades de las víctimas me hierve la sangre, ya no sólo como periodista sino como persona que ha vivido en sus carnes lo que es una tragedia y que ha informado sobre la de los demás.

Accidente de tren en Galicia. Viñeta de Ferrán para La Información.

Accidente de tren en Galicia. Viñeta de Ferrán para La Información.

“Advertimos de que la sobre-exposición a las imágenes del accidente de Santiago puede tener efectos adversos en los adultos y, muy especialmente, en los niños menores de 14 años. Existen evidencias de los efectos del llamado ‘trauma a distancia’, capaz de generar síntomas de estrés agudo en personas por la exposición reiterada a las imágenes e informaciones sobre el suceso. Como medios de comunicación que utilizan soporte visual, tienen ustedes una enorme responsabilidad al elegir las imágenes y los sonidos que utilizarán como soporte de sus reportajes. Por favor, consideren los efectos que dichas imágenes y sonidos pueden producir en las personas que las ven. Y en los niños y adolescentes que estos días no pueden evitar ser expuestos a estas imágenes en cualquier lugar, fuera de casa, donde sus padres no pueden controlar su acceso a la información. Luego de reflexionarlo, seguro que tomarán la decisión correcta”. No lo digo yo, lo dice la Unidad de Trauma, Crisis y Conflictos de la Universidad de Barcelona en el documento que comparto a través de mi cuenta de Slideshare. ¿Qué pasa cuándo cuentas esto a tu jefazo y/o editor? ¿Se toma la decisión correcta? La respuesta la tenéis ahora mismo en televisión.

Los equipos de emergencias trabajando en el accidente de tren en Santiago. Fuente: Efe

Los equipos de emergencias trabajando en el accidente de tren en Santiago. Fuente: Efe

Cuando ocurrió el 11-M yo estaba en el último año de carrera -soy de Madrid y estudiaba en Madrid, por cierto- y como creí (y creo) que es mi obligación leí, escuché y vi todo lo que encontraba sobre el atentado. Durante una semana tuve pesadillas todas las noches, pero era mi obligación. ¿Hace falta emitir una y otra vez las imágenes de los muertos tapados con mantas y sin desaprovechar el zoom? Están muertos señores de los medios, me lo creo. ¿Y qué decir de las informaciones apresuradas por no darse tiempo a contrastar? Cuándo estás cubriendo un suceso de esta magnitud obviamente todos los periodistas nos ponemos nerviosos y cometemos errores, pero los errores no deben venir por querer ganar a la competencia por una diferencia de segundos en ofrecer una información.

No me malinterpretéis, no quiero decir que deban ocultarse las imágenes de la tragedia al más puro estilo Estados Unidos. Mientras todo el mundo veía como la gente se arrojaba al vacío desde las Torres Gemelas (World Trade Center), en Estados Unidos sólo veía el fuego. Hay que mostrar la tragedia tal y como es, imágenes muy crudas han cambiado el curso de un conflicto como la foto de la “niña del Napalm” en la Guerra de Vietnam. Pero lo que no se puede hacer es mostrar cadáveres en pantalla pequeña mientras que en el resto de la imagen vemos anuncios de productos de limpieza, por ejemplo. Y siempre hay que ponerse en la piel de los familiares: entienden que los periodistas están cumpliendo con su trabajo y que eso también es bueno para ellos, pero no que se use las imágenes de sus muertos cada vez que hay una conexión en directo o se abre un informativo. Algo que ya se denunció en el 11-M.

La "niña del Napalm", Guerra de Vietnam.

La “niña del Napalm” gritando “¡Quema, quema!”, Guerra de Vietnam. 8 Junio 1972

Y sobre las inexactitudes… La primera, imperdonable, del presidente Mariano Rajoy enviando un comunicado de corta y pega con esta perla “Quiero transmitirle mi más sentido pésame por la pérdida de vidas humanas y cuantiosos daños materiales que ha traído el terremoto que ha tenido lugar esta madrugada en Gansu. Deseo, en particular, transmitir mis sinceras condolencias a los familiares de los fallecidos”.

Esta semana ya hemos conocido la declaración del maquinista, cómo le llamaron desde RENFE, cómo se despistó… Pero muchos medios lo declararon culpable desde el primer momento, sin ni siquiera esperar a conocer el contenido de la caja negra y en pos de proteger la joya de la corona que es la red de alta velocidad española. Os traigo un artículo de La Marea que me ha gustado mucho y que recoge algunos de los errores y mentiras que han cometido los medios sobre este terrible accidente. Queda claro que hay que educar a los periodistas que se encargan de cubrir Sucesos y también al público sobre los tiempos, terminología y formas de actuar de la Justicia: las 72 horas de detención, la no imputación de un detenido hasta el dictado del juez, protocolos de actuación, etc. Si los periodistas que están cubriendo la información tuvieran este tipo de cosas claras nos ahorraríamos muchos errores que se trasladan a los ciudadanos como verdades. Pero claro, mientras los medios sigan apostando por tertulianos especialistas en nada y por ahorrarse el sueldo de un periodista especializado para tratar el suceso, poco vamos a avanzar en estas cuestiones.

En el lado positivo, os dejo un vídeo del experto en Marketing Digital y Redes Sociales, Juan Merodio, sobre el importante papel que jugaron las redes sociales para localizar a las víctimas en los primeros momentos tras el descarrilamiento del tren.

Imagen de previsualización de YouTube

Para terminar, me gustaría honrar a todas aquellas personas que ayudaron en el tren de Santiago, desde los vecinos del barrio de Angrois, hasta los equipos de emergencias, Policía, Guardia Civil, científica, psicólogos y todos aquellos profesionales que grabaron en su piel las vías del tren de Santiago. Y por supuesto, a todos los periodistas que aguantaron el tirón emocional para cubrir semejante tragedia con total profesionalidad. A todos ellos, GRACIAS.

P.D: Unas imágenes y diálogos que muestra muy bien esas presiones en los medios de comunicación de las que hablo, ese afán de ganar a la competencia aunque se corra el riesgo de dar una información errónea y cómo muchas veces el periodista es empujado por un jefazo que muchas veces ni siquiera es comunicador e incluso por los propios compañeros de redacción, es el capítulos 7 de la primera temporada de la serie estadounidense The Newsroom. Se titula “1 de mayo de 2011” y trata sobre el día en que el presidente Barack Obama anunció Osama Bin Laden, líder de Al Qaeda y responsable de los atentados del 11-S, murió durante un operativo militar en Pakistán. También os aconsejo el siguiente capítulo “El apagón 1ª parte. Carroñeros” (vaya, la misma idea) sobre las presiones a la redacción para que cubra un tema sensacionalista ante la pérdida de audiencia frente a un programa amarillento. En fin, ojalá hubiera más Charlie Skinners y no sólo fuera un personaje de ficción.

 

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2013 Cristina Sanz

Artículos relacionados

CristinaSanz

Autor: CristinaSanz

Periodista de la Crónica Negra y el Social Media pasando por Radio Nacional de España. "Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco". Scaramouche, Rafael Sabatini.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Plugin for Social Media by Acurax Wordpress Design Studio
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinCheck Our Feed