Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz, periodista

Crimen de Alcácer, por el médico forense

| 4 Comentarios

Share Button
Antes de pasar unos días de vacaciones tenía que dejaros otro post y, como prometí, está dedicado al Curso “Grandes Crímenes a la luz de la Ciencia” que realicé en la Universidad Camilo José Cela. Aquel lunes 9 de julio abrió el encuentro el doctor José Delfín Villalaín Blanco. El médico forense que hizo la autopsia a las “niñas de Alcácer”.
Recordaba este caso, ocurrido el 13 de diciembre de 1992, supongo que como la mayoría de la sociedad española, además de por su crudeza, la inmensa atención mediática, las declaraciones de Fernando García, padre de Miriam, en el programa Esta noche cruzamos el Mississippi… Pero sobre todo, por el pánico que se extendió como la pólvora entre los padres con hijas jóvenes. Recuerdo perfectamente a mi padre o a mi hermano esperándome a la salida del metro cuando volvía de tomar algo con mis amigas. Y junto a ellos, decenas de más padres, madres, hermanos y otros familiares en cada estación de metro, en cada parada de autobús.
Con esas remembranzas en mi cabeza empezó la ponencia del doctor Delfín. El principal error en la investigación fue “el mal levantamiento de los cadáveres”, realizado sin médicos ni agentes especialistas, un “personal improvisado” según el doctor. Una improvisación que suele ser habitual entre el personal ya que, por ejemplo, en la carrera de Derecho la asignatura dedicada a este tipo de menesteres se ofrece como “optativa y residual”. Mal empezamos y mal seguimos.
Los equipos que trabajaron en aquella fosa descubierta por dos apicultores ni siquiera se conocían. No se pasaban información entre ellos por lo que los resultados fueron “mediocres”, siempre según las palabras del doctor Delfín, que denunció que “España es tercermundista en la calidad de los informes de equipos forenses, según varios estudios europeos”, sólo por delante de Albania. “Por muy buena voluntad que haya entre los investigadores, al final sale mal”.
No voy a entrar en los detalles de la autopsia que reveló el médico forense, las fotografías o las diferentes polémicas suscitadas sobre este caso (“siete pelos, siete autores”), sino que voy a hacer eco de las preguntas que daba al aire el médico forense: “¿Por qué tanta prisa en el levantamiento de los cadáveres? De noche. Se liquidó de mala manera con pérdidas de muchos restos biológicos. No hubo fotos del lugar de los hechos sin tocar, no se sabía cómo estaban los cadáveres en realidad”. “Los equipos que deben funcionar (para trabajar en este tipo de casos) no existen”.
Antonio Anglés. Desaparecido.
Miguel Ricart, en una de las jornadas del juicio.
Y continuó hablando el doctor Delfín Villalaín sobre los únicos acusados por el secuestro, tortura, violación de las tres niñas de Alcácer, Antonio Anglés -también conocido como “Sugar” o “Asukiki”- y Miguel Ricart. Según Delfín, Anglés llegó a decirle a un compañero de la cárcel: “Tú si quieres follar, coges a una niña, te la follas y luego la entierras”. Pese a todo, no se encontraron datos fehacientes que apuntaran sin dudas quién fue el autor del crimen, así que se imputó por indicios. El “famoso” semen que se encontró en el colchón no coincidía con Ricart y los pelos encontrados tampoco coincidían con él ni con Anglés. Desde el punto de vista del ponente porque se hizo mal el levantamiento aunque, incluso, apareció un papel de la Seguridad Social  en el monte donde ocurrieron los hechos. Tampoco fue suficiente.
Desde entonces el seguimiento mediático de los delitos de sangre nunca fue igual, para bien y para mal (demasiadas veces en este último sentido). Y para el doctor Delfín tampoco se ha avanzado mucho en la especialización de los equipos forenses; en España todavía nos queda mucho camino por recorrer en un marco de crisis y recortes.
Poco tranquilizador ¿verdad?
Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2013 Cristina Sanz

Artículos relacionados

Cristina Sanz Sánchez

Autor: Cristina Sanz Sánchez

Periodista de Crónica Negra y Judicial. Especialista en Comunicación Corporativa y Social Media, pasando por Radio Nacional de España. "Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco". Scaramouche, Rafael Sabatini.

4 Comentarios

  1. Increíble cómo has dado en el clavo antes de que sucediera el tema de la confusión con los huesos de la hoguera del caso Bretón (hago alusión a:”España es tercermundista en la calidad de los informes de equipos forenses, según varios estudios europeos”).
    Con respecto a tu artículo, darte la enhorabuena, porque periodistas como tú quedan muy pocos. De esos que respetan el dolor de los demás. Chapeaux! Y que sigas escribiendo más artículos tan objetivos.

  2. Muchísimas gracias. Espero que los siguientes también te gusten.

  3. Pingback: Crónica negra en estado puro. El CasoIter Criminis. Camino del Delito

  4. Pingback: Lo que hacemos las mujeres al volver solas a casa

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Social Media Widget Powered by Acurax Web Development Company
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinCheck Our Feed