Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz, periodista

Fascinados por las armas… La culpa es del cine

| 0 Comentarios

Share Button
Kenneth Turan, crítico cinematográfico de Los Angeles Times (quizás porque como su vida es el cine no sabe mirar más allá), escribió hace unos días un artículo en el que arremetía contra la industria del cine estadounidense por incitar a la violencia a través de las pantallas. De la posesión de armas ni hablamos ¿no? Un pequeño apunte de Turan sobre la restricción en Colorado es suficiente.
Vuelvo a esa fuerte unión del ciudadano estadounidense con su arma. Que una persona pueda comprar por Internet armamento y munición, como el que compra unos cuantos DVD, sin recibir pregunta alguna ni control parece no ser raíz del problema. ¿Acaso no es evidente? Incluso el presidente Obama, preocupado por sus votos, llego a decir que “a nadie se le quitarán sus armas”. ¿Influido también por la Asociación del Rifle NRA, encabezada hasta 2003 por el actor Charlton Heston?
Es más fácil y menos lesivo para ese amor irracional a llevar una pistola en la chaqueta echarle la culpa a las imágenes violentas que tanto dinero recaudan en taquilla. Un cine, no sólo el violento, que ha hecho tanto por imbuir de la cultura de Estados Unidos al resto del mundo, para bien y para mal, y del que se supone el pueblo norteamericano está orgulloso.

Menos mal que en Estados Unidos también hay personajes públicos que llaman la atención sobre los verdaderos orígenes del problema y cuyas consecuencias, además, pagan los que menos tienen que ver. Kevin Smith es guionista y director de cine, además de escritor de cómics y actor:

(¿Tiendas de hierbas? Prohibido. ¿Vestirse como personajes del cómic en un cine? Prohibido. ¿Armas de asalto? Protegido por la Constitución. #América) Twitter.

 

Uno de los pocos que ha propuesto públicamente repasar la legislación sobre compra y posesión de armas de fuego en el país ha sido el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. No ha tenido mucho éxito. Estados Unidos y esa doble moral de la que demasiadas veces hacen gala. Se escandalizan de que Janet Jackson muestre un seno en la Super Bowl, usan el retardo en la emisión de grandes acontecimientos para asegurarse de eliminar imágenes que puedan dañar su moralidad, pero defienden que casi cualquiera pueda portar un arma con la que matar a otro ser humano “si se da el caso”. ¿Se puede entender?
El protagonista de la última película de Batman, Christian Bale, en el monumento conmemorativo a los 12 fallecidos en el tiroteo de un cine de Denver. Foto: AFP

Artículos relacionados

Cristina Sanz Sánchez

Autor: Cristina Sanz Sánchez

Periodista de Crónica Negra y Judicial. Especialista en Comunicación Corporativa y Social Media, pasando por Radio Nacional de España. "Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco". Scaramouche, Rafael Sabatini.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Plugin for Social Media by Acurax Wordpress Design Studio
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinCheck Our Feed