Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz, periodista

Fascinados por las armas

| 2 comentarios

Share Button
La actualidad manda. Así que antes de relatar mis reflexiones sobre el apasionante y espeluznante curso “Grandes Crímenes a la luz de la Ciencia” de la UCJC, donde tuve el placer de conocer en persona Francisco Pérez Abellán, no puedo saltarme el tiroteo ocurrido hace unas horas en un cine de Denver, en Estados Unidos.
Seguro que a muchos que han visto hoy las noticias, al contemplar a la gente huyendo del estreno de Batman (la quiero ir a ver, pero ya no con los mismos ojos, es inevitable), les ha venido a la mente la matanza en el instituto Columbine. Columbine y demasiados sitios más. Aquí os dejo un enlace a la BBC con una cronología de los últimos sucesos de este tipo.
He visto varias armas en mi vida y he sido incapaz de tocarlas. Pero es cierto que ejercen un efecto de atracción. En el curso de Grandes Crímenes, el profesor e inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, Luis Miguel Gómez López y el profesor Dr. Francisco Pérez Fernández, mostraron un rifle parecido al protagonista del asesinato del presidente Kennedy (un fusil Carcano). Tras la ponencia dedicada a la explicación del magnicidio, se permitió al público que tocara el arma, comprobara su peso, la precisión de la mirilla… Reconozco que no pude evitar acercarme a ese rifle, observarlo de cerca mientras muchos de los asistentes no dudaban en sacarse fotos con ella. Sólo esa visión me daba escalofríos, pero tenía que mirarla.
Como ya he adelantado, no la toqué, pero lo más impactante fue la confirmación de los dos profesores a lo que yo estaba pensando. “Las armas atraen, es así” se decían, mientras algunos alumnos (la mayoría estudiantes de Criminología) esperaban su turno para tomar el rifle.
Aproximadamente, en Estados Unidos hay 250 millones de armas “legales”. 250 millones alabadas con su derecho constitucional, la segunda enmienda, escrita hace más de 200 años. Y es que los estadounidenses continúan viendo a la figura del hombre armado con respeto, protector de sus hijos y conciudadanos, casi como una seña más de identidad nacional.
Esa unión entre el ciudadano norteamericano y su arma parece muy difícil de romper. Pero lo peor es que la mayor parte del pueblo estadounidense está dispuesto a pagar el coste de sucesos brutales como el de Denver para mantener este irracional “derecho”. Y los que están por venir…
[Actualización 20/01/13: Y lo que estuvo por venir fue el tiroteo de Newtown, entre otros… Suma y sigue.]

Artículos relacionados

Cristina Sanz Sánchez

Autor: Cristina Sanz Sánchez

Periodista de Crónica Negra y Judicial. Especialista en Comunicación Corporativa y Social Media, pasando por Radio Nacional de España. "Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco". Scaramouche, Rafael Sabatini.

2 comentarios

  1. Avatar

    Mucho ánimo y todo mi apoyo para que los verdaderos periodistas no se extingan y puedan iluminar este tenebroso mundo.
    Te deseo lo mejor.

  2. Avatar

    Muchísimas gracias. Por mi parte, seguiré en la lucha. Espero que te guste el blog.
    Un saludo.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Floating Social Media Icons by Acurax Wordpress Designers
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On LinkedinCheck Our Feed