Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz, periodista

Suplantación de identidad o cómo las empresas de telecomunicaciones pasan de todo

| 4 comentarios

Share Button
Los que habéis seguido mi Twitter sabréis la lucha que mantengo con la empresa de telecomunicaciones Vodafone a cuenta de la suplantación de mi identidad y con la que me han dado no una, sino dos altas fraudulentas. Os dejo aquí los antecedentes que publiqué tanto en la página de Facebook de Vodafone como en su Twitter. Con esta entrada quiero advertir de la facilidad con la que una persona puede suplantar vuestra identidad para adquirir bienes o servicios, sólo le hace falta conocer el número de vuestro DNI, y como las empresas de telefonía -en mi caso Vodafone, pero es un hecho que se repite en otras compañías- dan alegremente altas fraudulentas sin cumplir unos mínimos requisitos legales para hacerlo, como la firma del cliente o la existencia de un contrato. Sí, como lo leéis, me han llegado a dar de alta con un contrato destruido.
Como podéis ver en la imagen, lo primero que hay que hacer cuando descubrimos que han suplantado nuestra identidad es ir a interponer una denuncia ante la autoridad competente, en mi caso el Cuerpo Nacional de Policía al encontrarme en la ciudad de Madrid; ellos se encargarán de investigar la suplantación para identificar y localizar a la persona que ha utilizado vuestro DNI. La reclamación ante la compañía en cuestión es otra historia, y en mi caso con Vodafone, la de nunca acabar.
Que no os engañen. Muy rápidamente aluden a la Ley Orgánica de Protección de Datos -de la que os dejo en este enlace más información- para no facilitaros datos que por Ley son vuestros. El objetivo: lavarse las manos y evitar que vosotros tengáis más datos para reclamar a la compañía, ya que queda patente que han cometido un alta fraudulenta y, por lo tanto, ilegal.
Tras insistir con Vodafone en persona, por teléfono (un horror, la externalidad de los servicios de Atención al Cliente para ahorrar costes es un suplicio para el usuario y más paro en España) y por fax, la compañía ha  continuado negándose a darme datos de ese alta fraudulenta. Pero hay más…
La pasada semana me llama la señorita del departamento de reclamaciones de Vodafone (que según ella se dedica personalmente a resolver mi caso) y me dice que ya está todo solucionado, que han desbloqueado mi DNI y que me dan de alta… Como comprenderéis, lo último que quiero es ser clienta de Vodafone después del patético trato de mi caso y de dejarlo claro por activa y por pasiva desde que descubrí la suplantación de identidad. La empleada de Vodafone me dice que la he entendido mal, que por supuesto la última decisión es mía y que sólo han dejado lista el alta por si quiero activarla.
Como no me fío de ellos -no lo hagáis- me voy directa a la tienda dónde comencé a gestionar mi alta con Vodafone y además de decirme que el contrato que hice ha sido destruido, según ellos para proteger mis datos, comprueban en el ordenador que minutos antes a mi llegada Vodafone me ha dado de alta unilateralmente. La propia empleada del distribuidor de Vodafone llama a la compañía para que me den de baja y después de una hora hablando con ellos delante mía, la solución que le dan por teléfono es que yo llame al 123 para dar de baja la línea y, para más desfachatez, con penalización.
Una vez más me pongo en contacto con Vodafone a través de Facebook y Twitter, exigiéndoles que me llame la señorita del departamento de reclamaciones que lleva mi caso -por teléfono es sencillamente imposible-, pero en vez de esto me escriben diciéndome que no tengo ningún alta con ellos. Dos días después me presento en la tienda y vuelven a comprobarme en el ordenador que sigo de alta: sin contrato, sin firma, sin terminal y ante mis reiteradas negativas.
¿Solución? He interpuesto una reclamación ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor Central (OMIC) y denuncia online en la Agencia Española de Protección de Datos (podéis tramitarla por Internet si tenéis activado vuestro DNI electrónico o certificado digital) por las dos altas fraudulentas y la utilización ilegal de mis datos personales, respectivamente, y de las que ya os contaré los resultados, pero si creéis que se han vulnerado vuestros derechos o habéis sufrido abusos por parte de las empresas nunca dejéis en denunciar. Si no hacemos nada, muchas empresas seguirán haciendo lo que les viene en gana por encima de los derechos del consumidor.
¿Habéis sufrido algún abuso empresarial como consumidores?
Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2013 Cristina Sanz

Artículos relacionados

Cristina Sanz Sánchez

Autor: Cristina Sanz Sánchez

Periodista de Crónica Negra y Judicial. Especialista en Comunicación Corporativa y Social Media, pasando por Radio Nacional de España. "Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco". Scaramouche, Rafael Sabatini.

4 comentarios

  1. Pingback: Iter Criminis sin InternetIter Criminis. Camino del Delito

  2. Pingback: Suplantación de identidad. La respuesta de la AEPD a VodafoneIter Criminis. Camino del Delito

  3. Avatar

    Buenos días Cristina y perdona por que tu artículo ya es de hace un tiempo y a lo mejor esto lo tienes superado.

    Mi caso es similar pero no idéntico. Yo solicité una baja por múltiples medios (incluido el Burofax con certificación de contenido) y diez días después reactivaron las líneas por una supuesta llamada telefónica de una persona “desconocida”. Está claro que yo me enteré de esta “reactivación” al reclamar las facturación posterior a la recepción del burofax.

    En mi caso no tengo la posibilidad de acudir a las organizaciones de consumidores ni a los arbitrajes de consumo ya que esta todo a nombre de un pequeño comercio y no de un particular.

    Llevo días mirando casos similares y lo que siempre me extraña es que las denuncias se interponen contra quines dice la compañia que tramitaron el alta (reactivación en mi caso) y no contra las operadoras ya que por lo que se puede intuir por la cantidad de casos documentados que aparecen en internet, podría ser una práctica permitida, admitida y no se si fomentada por las operadoras.

    • Cristina Sanz

      ¡Hola Dan! Gracias por comentar en el blog.
      No es una práctica permitida, te lo aseguro. Yo denuncié ante Consumo y la Agencia Española de Protección de Datos y esta última me dijo que unía mi reclamación a otras muchas de la misma naturaleza contra Vodafone. Te dejo el enlace en el que explico más la respuesta de la AEPD: https://itercriminisblog.com/index.php/suplantacion-identidad-aepd-vodafone/

      En Consumo, después de que Vodafone ni se dignase a contestar, envió la reclamación a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones pero todavía sigo esperando respuesta.
      No te rindas, si lo haces las empresas seguirán haciendo lo que quieran con total impunidad.
      Un saludo.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On LinkedinCheck Our Feed