Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz, periodista

Te resistes como Diana Quer o te sometes con ‘La Manada’ ¿Hacemos una encuesta?

| 0 Comentarios

Share Button

NO. No es nuestro estilo de vida -ni el de nuestros padres, hermanos o primos-, nuestra ropa, la hora a la que volvemos a casa solas, nuestra vida sexual. Las mujeres no son culpables de que las violen, aunque algunos se empeñen en justificar una agresión sexual con cualquier argumento peregrino, por muy absurdo que parezca a una mente lógica, con el altavoz de algunos medios de comunicación e incluso con profesionales de la información permitiéndose el “lujo” de saltarse toda ética periodística y el mínimo buen hacer en el tratamiento informativo de la violencia de género.

Todas, y creo que no me arriesgo mucho al decir TODAS, hemos sentido el miedo de volver a casa sola. En esta entrada os mostraba muchos testimonios reales de mujeres que utilizan “técnicas” para protegerse ante un posible ataque y entre las que me incluyo. Pero todo esto da igual, porque se nos juzgará a nosotras.

Los cinco miembros de ‘La Manada’.

La presunta (digo presunta, porque hasta que el juez no emita sentencia es como legalmente se debe referir a víctima y acusados) de los tristemente célebres miembros de ‘La Manada’, tuvo que aguantar el informe de un detective privado, contratado por uno de los acusados que la siguió los días siguientes a la agresión y que intentaba demostrar que había llevado una vida normal de amigos y viajes, algo que según ha intentado demostrar la defensa, no casa con el comportamiento de una víctima de violación. Como ella se sometió frente a 5 hombres en un portal, se especula con que la joven lo quiso y además lo disfrutó porque salió viva de allí.

Diana Quer y el amarillismo

En el caso de Diana Quer, ahora todos lloran por su pérdida pese a la fiereza con que, según los primeros resultados forenses, la joven se resistió a ‘El Chicle’. Los propios medios que informan con golpes en el pecho sobre la muerte de la madrileña (algunos hasta vanagloriándose de ser los primeros en dar la noticia cuando el resto de informadores estaba pelando gambones por Navidad), se olvidan de cómo trataron la información del caso. Poco importó el efecto en la familia y amigos de Diana ver los trapos sucios de padres y hermana publicados en las portadas, dio igual el derecho al honor, intimidad e incluso entorpecer la investigación policial. Lo importante era ganar audiencia con morbo y amarillismo, hasta el punto de hacer encuestas públicas en Twitter sobre si el acto sexual ocurrido aquel día de San Fermín fue consentido o no. Pero no nos olvidemos que parte de la culpa también es de la audiencia, que devora este tipo de información.

Diana Quer.

Hace unos años, cuando lleva la sección de Sucesos y Tribunales en un periódico de Salamanca, participé al programa de formación para periodistas ‘Informar en Justicia’ organizado por el Consejo General del Poder Judicial, a través del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. En este programa no sólo aprendí a cómo funcionan los diversos procesos judiciales, cómo tratar todo tipo de información legal, sino cómo afecta una información incorrecta (muchas veces por carencia de este tipo de conocimientos especializados del periodista y otras, directamente porque no interesa) sobre las víctimas, sus familias y entorno más cercano. Correr por dar la primicia hace que el medio no piense tanto en su labor de servicio público, como en conseguir más audiencia/visitas/reproducciones/clickbait.

Programas como éste, cuya última edición se celebró en Soria el pasado mes de diciembre, debería ser de obligada asistencia para todo aquel informador que tenga que cubrir, ya no sólo información sobre violencia de género, sino para cualquier tema relacionado con Justicia. Una información tan sensible se merece un trato un trato especializado y también sensible.

Otro tema sobre el caso de Diana Quer son los medios invertidos en esta desaparición. Os dejo mi artículo para el medio digital Cuarto Poder sobre el distinto tratamiento de los desaparecidos en España y las consecuencias de que una desaparición se haga “famosa”.

Como profesionales tenemos una gran responsabilidad y debemos estar preparados para abordarla, siempre teniendo como objetivo el bien de la sociedad.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Cristina Sanz

Artículos relacionados

Cristina Sanz Sánchez

Autor: Cristina Sanz Sánchez

Periodista de Crónica Negra y Judicial. Especialista en Comunicación Corporativa y Social Media, pasando por Radio Nacional de España. "Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco". Scaramouche, Rafael Sabatini.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Social Media Widget Powered by Acurax Web Development Company
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinCheck Our Feed