Iter Criminis. Camino del Delito

Por Cristina Sanz Sánchez, periodista

Ted Bundy, el gran asesino bajo la psicología criminal (Parte I)

| 1 Comentario

Share Button
Ted Bundy tenía una familia extraña. Muy mimado por su madre, fue un adolescente retraído con el que se metían en el colegio. Esto cambia en su época de instituto. Desarrolló una gran elocuencia, logró una beca para estudiar en la Universidad la carrera de Publicidad, pero en el primer año optó por realizar Derecho. Estudiante brillante, con un alto cociente intelectual, se afilia al partido Republicano y entonces conoce a Stephani Brooks. A partir de entonces os cuento la psicología criminal del gran asesino, de la mano del profesor Francisco Pérez Fernández de la Universidad Camilo José Cela de Madrid.
Perdonad la calidad de la foto. Es la única que se puede encontrar de Bundy con Stephani Brooks.
Con Stephani, Ted maduró un gran complejo de inferioridad patológica incentivada por su madre. Al acabar la Universidad, Brooks decide terminar la relación porque, según ella, Bundy carecía de “objetivos en la vida”. Entonces a él le da por beber, abandona los estudios, consume diversos tipos de pornografía y es detenido en varias ocasiones por delitos menores. Durante un año tras la ruptura con Stephani, Ted se transforma en un maníaco-depresivo -episodios de euforia y tristeza- aunque nunca estuvo medicado. Precisamente en ese momento, su madre decide contarle su gran secreto: en verdad, ella no es su hermana sino su madre y que su padre no es su abuelo. De ahí su odio patológico contra las mujeres“Me voy a vengar de Stephani” y estudia, con calificaciones brillantes, Psicología. Se convierte en un experto en suicidios y realiza sus prácticas en el Teléfono de la Esperanza.
Probablemente, la imagen más conocida de Ted Bundy. Durante su juicio.
Con la primera novia que tuvo tras la ruptura con Stephani comenzó a ensayar con prácticas masoquistas como pedirla que se hiciera la muerta, pero poco después de iniciar la relación se reencontró con Brooks, consiguió volverla a enamorar para dejarla a punto de casarse. Ahí nació el asesino Ted.
Otra imagen del juicio a Ted Bundy.
Recorrió tres estados y medio en Estados Unidos, todos con una gran densidad de población, todas sus víctimas guardan un cierto parecido a Stephani y tienen entre 12 y 24 años. Durante su carrera criminal Ted cambiaba de imagen constantemente y, de hecho, en el lago Sammamish se detuvo a alrededor de 3.000 sospechosos, pasando el propio Bundy dieciséis ruedas de reconocimiento sin ser valorado como sospechoso. Nadie dice su nombre, parece buena persona y participa en la campaña del republicano Daniel J. Evans.
Os dejo un documento que no podéis dejar pasar si queréis conocer más sobre este personaje. Se trata de de la primera parte de una entrevista para televisión, doblada en español para América Latina, pocos minutos antes de su ejecución. En Youtube podéis encontrar la segunda parte.
Y no os engañéis al ver la entrevista, Ted era muy carismático y, sin duda, no quería morir. Sólo reconoció los crímenes cuando no tuvo escapatoria y era un gran manipulador. ¿Qué os parece la entrevista?Muy pronto, la segunda parte de esta entrada sobre la psicología criminal del gran asesino.
Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2013 Cristina Sanz

Artículos relacionados

Cristina Sanz Sánchez

Autor: Cristina Sanz Sánchez

Periodista de Crónica Negra y Judicial. Especialista en Comunicación Corporativa y Social Media, pasando por Radio Nacional de España.
“Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco”. Scaramouche, Rafael Sabatini.

Un Comentario

  1. Pingback: Conoce los 22 niveles de la 'Escala de Maldad' del ser humano establecidos por un psiquiatra forense - Iter Criminis. Camino del Delito

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinCheck Our Feed